sábado, 9 de julio de 2005
El Poder de Los Blogs
Una ves por ahí escuché que los Blogs estaban invadiendolo todo, que era la nueva forma de transmitir la noticias, y mas aún, que llegarían a aniquilar la prensa, ya que ellos son en sí la nueva prensa.

Cual fué mi sorpresa, cuando dados los hechos ocurridos en Londres, fueron justamente los blogs quienes se volvieron el gran centro de informacion mundial, lo que no solo fue proclamando por nosotros (sus usuarios), sino que por los que dice ser amo y señor de la informacion, la television.

Solo me queda argumentar con los siguientes links

La coctelera
Diego LaFuente
Bootlog
 
Lo dijo Mauricio Miranda a las 11:35 p. m. | Linkeame |


2 Comments:


  • At 11/7/05 12:05 p. m., Blogger MaS FeLiZ QuE NuNcA

    en primer lugar...
    no soy para nada egocentrico...
    no dejo q los pensamientos sobre mi persona se interpongan y creen conflictos ante otras...

    eso sii...me quiero bastante..!

    pero de pronto tienes razon...con lo de darle mas identidad a mi blog...la cual considero yo, tiene mucha..!!

    pero tomare tu consejo...pero parec q solo te fijaste en el principio del blog..esa fue una forma de empezarlo, dandome a conmocer...y tratando de que la gente se quiera mas, porque considero que es lo que le falta al mundo...pensar mas en uno, ya que estamos preocupados de otras cosas y muchas veces nos descuidamos de nosotros mismos...

    pero bkn...lo tomare en cuenta...

    gracias por visitar mi blog sigue haciendolo....se llenara de cosas entretenidas e interesantes!!!..

    xaoo!!

     
  • At 16/7/05 6:44 p. m., Blogger Canal Desierto

    También me impactó el poder de los blog en el atentando en Londrés, más aún desde el punto de vista periodístico, que me atañe enormemente. Ello marca una tendencia y nos indica que la información parcelada que entregan muchos medios está en proceso de defunción, pues la diversidad de los blog y sus datos inmediatos, configuran una información mucho más verosimil que aquella que se construyó bajo la mirada de un solo ojo