jueves, 13 de julio de 2006
En la multitud
En la multitud,
brillaste frente a mis ojos,
cegaste mis párpados,
cegaste mi rostro,
frondosamente me envuelves en tu perfume,
soslayas el tamborileo que resuene fuerte junto a mis pulmones.
En la multitud te diviso,
o me encuentro en tu presencia ahogante,
que desborda gotas de frescura, amor, pasión.
Deseo abrazarte fuerte,
asirte intensamente entre mis brazos pasajeros,
encaminarnos por la ruta del país de nunca jamás,
beber de tus labios la música que cadenciosamente emerge
y que me atrevo a entonar cada vez,
que la falta de tus caricias me quitan el sueño.
Ya nada puedo hacer para que no quererte a gritos,
entre la blancura de los silencios amorosos que oprimen a mi razón,
en la soledad de verme en la multitud,
de verte a ti en la multitud,
y querer oprimir mis labios secos en los tuyos húmedos.
Ya nada puedes hacer,
para no aceptar mi propuesta de ser el dueño del aire que respiras,
ni menos para que yo acepte frente a toda la multitud que nos espía,
que ya estoy condenado a pensar en ti cada amanecer.

Pd:Tu sabes bien que entre la multitud te ví y fue que me enamoré de ti...
Ya estoy casi de vuelta... Disculpen pora la demora

 
Lo dijo Mauricio Miranda a las 11:43 p. m. | Linkeame |


16 Comments: